China aplica “el peso de la ley” sobre las ONG extranjeras

La nueva ley de ONG en China pone en peligro la operatividad de las ONG extranjeras en dicho país

ECFR Alumni · Deputy Director, Asia and China Programme
Senior Policy Fellow
ECFR Alumni · Associate Fellow
Full text available in English
Also available in

Las agencias gubernamentales chinas están trabajando hacia el establecimiento de la primera ley sobre ONG, la cual iría directa al corazón de las relaciones de China con Occidente, y Europa en particular, según una nueva publicación de ECFR.

Enla nueva publicaicón “China: Waging ‘Lawfare’ on NGOs”, el Investigador principal y Director Adjunto del Programa Asia y China de ECFR Mathieu Duchâtel afirma que acontecimientos recientes, como las Primaveras Árabes y la emergencia del conflicto en Ucrania, han contribuido al convencimiento de Pekín de que Occidente persigue una estrategia de “cambio de régimen” que tendrá como objetivo último el Partido Comunista Chino.

La ley de ONG permitirá al Ministro de Seguridad Pública (MSP) prohibir a las ONG extranjeras su actividad en suelo chino si dichas organizaciones ponen en peligro la seguridad nacional de China. La ley llena un vacío legal que ha hecho de la operatividad en China algo incierto y poco claro, pero implicará nuevas obligaciones y limitaciones burocráticas, así como también reforzará el alcance de la supervisión estatal sobre ONG extranjeras.

Los autores hacen una lista de las características principales de la ley:

  • Las ONG extranjeras tendránque, o bien registrar una oficina de representación permanente en el país, o bien solicitar un permiso de actividad temporal, lo cual significará esencialmente que todas las ONG extranjeras necesitarán aprobación previa del gobierno para poder actuar dentro de las fronteras chinas.
  • Las aprobaciones se limitan a cinco años, tras los cuales el proceso de solicitud de aprobación debe ser iniciado de nuevo. Como resultado, las ONG se enfrentarán a la amenaza de que su derecho a operar dentro del territorio chino pueda no ser renovado.
  • Las oficinas de representación de las ONG extranjeras deben aprobar su plan de actividad anual junto con una unidad de supervisión china –incluyendo el proyecto de implementación y uso de sus fondos.

Mathieu Duchâtel, Investigador Principal y Director del Programa Asia&China de ECFR, argumenta:

“Bajo sus supuestos actuales, la ley de ONG obligará a las ONG extranjeras a encontrar a un promotor en el gobierno, y anualmente, obtener la autorización del MSP presentando a priori un plan de trabajo y un presupuesto completo.”

 “Mientras que dicha ley llena en efecto un vacío legal existente, la verdadera prioridad del gobierno chino no es, claramente, la de ayudar a las ONG creando un ambiente que favorezca y facilite el cumplimiento de sus objetivos. Y el argumento empleado por las agencias legales gubernamentales a nivel global a la hora de ejercer su autoridad –“aquel que esté limpio no tiene nada que temer”- es una afirmación poco menos que problemática, dado que el MSP podría carecer de la experiencia para juzgar la naturaleza del trabajo de las ONG.”