Crimintern: Cómo el Kremlin utiliza las redes criminales de Rusia en Europa

Cada vez hay más evidencias de conexiones entre redes criminales y el aparato estatal de seguridad del Kremlin

ECFR Alumni · Former Visiting Fellow
Full text available in English

Cada vez hay más evidencias de conexiones entre redes criminales y el aparato estatal de seguridad del Kremlin.

Las agencias de inteligencia rusas utilizan rutinariamente grupos de crimen organizado en Europa como instrumento de inteligencia e influencia política, según un nuevo informe del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

“Crimintern: Cómo el Kremlin utiliza las redes criminales rusas en Europa” describe cómo los grupos de delincuencia organizada de Rusia han desarrollado fuertes lazos como aliados, facilitadores y proveedores con algunos de sus homólogos europeos para crear un recurso valioso para el Kremlin en su guerra asimétrica contra un Oeste más poderoso y rico.

En algunos casos, a los grupos del crimen organizado se les paga, en otros, se les fuerza para llevar a cabo actividades para el Estado ruso. Éstas incluyen delitos cibernéticos; recaudación de fondos no rastreables para apoyar a los partidos populistas europeos; contrabando de armas y personas a través de las fronteras e incluso, asesinatos.

El informe da muchos ejemplos de estas actividades, desde el hackeo de los sistemas centrales del NASDAQ en 2010, hasta los asesinatos de militantes chechenos en Estambul en 2009-2011.

El autor, Mark Galeotti, recomienda que los gobiernos e instituciones europeas consideren la delincuencia organizada de origen ruso tanto un problema de seguridad como de criminalidad para que, consecuentemente, adopten medidas para combatirla. Esto significa centrarse en los recursos de los grupos criminales y su capacidad para lavar, mover y secretar sus fondos a través de esquemas como la “lavandería rusa”, descubierta en marzo por el Proyecto de Informe de Delitos Organizados y Corrupción.

Desafortunadamente, la policía europea se está quedando rezagada en el proceso de hacer frente a esta amenaza. Las autoridades europeas responsables de la supervisión financiera han advertido recientemente a la Comisión Europea que las defensas de la Unión contra el blanqueo de dinero corren el riesgo de ser “menos sólidas”, en parte debido a la falta de voluntad del sector financiero para abordar el problema.

El informe concluye que el nexo entre los servicios de seguridad rusos y el crimen organizado probablemente se convierta en un problema aún mayor a medida que continúa la campaña rusa para socavar la unidad y la eficacia occidental. Es crucial que Europa desarrolle respuestas más perspicaces y eficaces contra la amenaza.

 

Nota para los editores 

Mark Galeotti es investigador asociado del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. Se le puede contactar en [email protected]. También puede ponerse en contacto con la oficina de prensa de ECFR en [email protected] o en el +44 207 227 6867.