SCORECARD 2016: Los líderes autoritarios de la vecindad debilitan Europa

La sexta edición del Scorecard de ECFR valora cómo la UE ha cedido su iniciativa política a déspotas y líderes autoritarios en sus fronteras

Director, European Power programme
Full text available in English
Also available in

Según la sexta edición del Scorecard anual de ECFR, el 2015 ha retrasado, quizá fatalmente, las aspiraciones de la UE a un liderazgo regional. La UE ha cedido su iniciativa política a déspotas y hombres fuertes (líderes autoritarios) en sus fronteras.

La edición de 2016 del informe anual de ECFR sobre el desempeño de la Unión y sus Estados Miembros en política exterior describe un panorama desalentador para Europa. La agitación interna causada por la crisis de refugiados ha forzado a los países europeos a adoptar una posición defensiva. La UE y sus Estados Miembros se ven pues abocados a hacer enormes concesiones a Turquía y otros países vecinos para intentar mantener a los migrantes fuera de las fronteras europeas.

Aunque 2015 fue testigo del notable éxito en política exterior del pacto nuclear con Irán, que ha resultado en una retirada de las sanciones a dicho país este mismo mes, así como de un duro posicionamiento hacia Rusia, renovando las sanciones en un contexto global incluso más difícil que el de 2014, el resto de la política exterior europea ha estado caracterizada por la indecisión a la hora de involucrarse más allá de sus fronteras. El conflicto en Siria continúa en pleno apogeo y el tentativo proceso de paz surgido en Viena no ha sido orquestado por los europeos.

Los éxitos en política exterior de Europa en los últimos años han estado respaldados por un fuerte liderazgo desde Alemania, con Angela Merkel como cabeza visible en una Europa despojada de su capacidad de liderar por parte de los Estados más grandes. Sin embargo, 2015 reveló la paradoja del liderazgo alemán. Aunque sigue siendo el Estado europeo que se ha desempeñado de forma más resolutiva en el ámbito de la política exterior, Alemania se ha visto asediada por una lluvia de críticas desde todos los frentes debido a su aparente liderazgo de mano dura, incluyendo sus métodos coercitivos respecto al reasentamiento de refugiados.

Susi Dennison, líder del proyecto Scorecard 2016 de ECFR afirma:

Con el creciente número de refugiados a las puertas de Europa y los coordinados ataques de ISIS en País, Copenhague y Bruselas, Europa se encuentra rodeada de amenazas que están quemando a las élites políticas y extendiendo el miedo en las sociedades europeas.”

Aun así, a finales de 2015, Europa tiene incluso menos influencia en su vecindario que en etapas previas. La impotencia de la Unión Europea de cara a la inestabilidad en su vecindario ha supuesto un sonoro recordatorio tanto de la necesidad como de la dificultad de una política exterior estratégica a largo plazo que contribuya a lidiar con el impacto de dicha inestabilidad dentro de la UE.