Más allá del “Afpak”: reorientar la política europea hacia Pakistán

Es momento de que la UE tenga en cuenta la nueva dinámica regional

ECFR Alumni · Editor, China Analysis
Senior Policy Fellow
Full text available in English
Also available in

A pesar de la considerable ayuda europea al desarrollo, el panorama político pakistaní es cada vez más inestable, algo preocupante teniendo en cuenta su capacidad nuclear. Las dificultades del primer ministro Nawaz Sharif para mantenerse en el poder, con miles de manifestantes enfrentándose contra las fuerzas de seguridad dejando algunos muertos, hacen temer un golpe de Estado militar en el país que coincida con la retirada de las tropas de la OTAN en Afganistán. Es una prioridad para Europa que Pakistán no se convierta en un estado fallido, y sin embargo la UE es incapaz de seguir el ritmo de los acontecimientos en el país, con un papel central en la competición regional entre China e India.

Es el momento de que Europa deje atrás su visión “Afpak” de la zona y que diseñe una nueva política que tenga en cuenta a los actores y la dinámica regional. Los europeos no deberían ver a Pakistán solo como una amenaza a la seguridad en Afganistán, sino como parte fundamental de los problemas de la región en su conjunto. La Unión Europea debería utilizar su influencia como mayor socio comercial de Pakistán y uno de sus mayores proveedores de ayuda al desarrollo para establecer un diálogo de seguridad con el país y contribuir a la cooperación regional. Un avance en este ámbito supondría el primer paso hacia una estrategia europea más amplia para el sur de Asia.