La política europea de diferenciación y los asentamientos israelíes

Diferenciar las relaciones bilaterales europeas entre Israel y sus actividades de ocupación es una herramienta muy útil de la Unión Europea

ECFR Alumni · Senior Policy Fellow
Full text available in English
Also available in

En el nuevo informe de ECFR, “EU differentiation and Israeli settlements” los investigadores Hugh Lovatt y Mattia Toaldo analizan que los requisitos legales impuestos para el no reconocimiento de la actividad de los asentamientos israelitas ha supuesto un consenso para la diferenciación entre los territorios ocupados e Israel. La publicación explica que diferenciar las relaciones bilaterales europeas entre Israel y sus actividades de ocupación es una herramienta muy útil de la Unión Europea para desafiar la estructura de incentivos que sostiene el status quo que apoya Israel.

Pero la Unión Europea debe actuar más y ser más efectiva, y su mensaje debe diferenciar entre las responsabilidades legales en los territorios ocupados e Israel. Además, esta claridad puede frenar los intentos de Israel de vincular la política de diferenciación de la UE con el movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones).

En relación a las conclusiones del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores este informe argumenta que una política de diferenciación debe ser implementada en toda Europa de manera más coherente y pide a la Comisión que dé instrucciones a sus directores generales de que revisen el estado de sus intercambios con Israel para evaluar si la diferenciación se aplica. Esto también es una llamada de atención para que esta política también se use de una manera más coherente con el sector empresarial de la Unión Europea, incluyendo las posibles consecuencias legales y financieras a la hora de hacer negocios con los organismos israelitas en los territorios ocupados.

Los autores destacan la posibilidad de extender esta estrategia de diferenciación de la Unión Europea a otras áreas como la integración de los sectores financieros europeos e israelitas, el status benéfico de aquellas organizaciones dentro de la Unión europea que apoyan la ocupación y el status de validez dentro de la Unión Europea de documentos legales emitidos por las autoridad israelitas en los territorios ocupados.

Mattia Toaldo dice: “La diferenciación efectiva de Israel y los territorios ocupados puede ayudar a crear las condiciones para un proceso de paz”.

“Cómo señalaron los ministros de exteriores en el Consejo Europeo esta semana, deben tomarse más medidas para proteger la viabilidad de una solución para los dos estados. Para diferenciarlos la UE tiene una estrategia ya creada, de probada efectividad y con una sólida base legal”.