Tras Tusk: Polonia en Europa

Polonia necesita reafirmar su lugar en Europa

Full text available in English
Also available in

La crisis ucraniana ha puesto de manifiesto los límites de la política exterior de Polonia, y Varsovia deberá ajustar su relación con los socios europeos para adaptarse a los nuevos retos políticos y económicos. La elección del primer ministro, Donald Tusk, como presidente del Consejo Europeo y la salida de Radoslaw Sikorski marcan el fin de una década exitosa, pero dejan algunas cuestiones sin resolver sobre el futuro de Polonia en la UE. La próxima década puede ser más difícil y el país necesita un nuevo modelo económico para sostener su notable crecimiento. Polonia se enfrenta a dilemas políticos con respecto a la decisión de unirse a la zona euro, así como a sus políticas de defensa y respecto al Este. Las claves del éxito polaco se están poniendo en duda, incluida su relación con sus principales aliados, Alemania y Francia, debilitada tras la crisis de Ucrania.

En la publicación de ECFR After Tusk: Poland in Europe, Piotr Buras, recomienda un nuevo impulso a la política de Polonia respecto a la Vecindad Oriental. A pesar de haber hecho una contribución significativa en las primeras etapas de la crisis de Ucrania, la partida de Radoslaw Sikorski como ministro de Relaciones Exteriores ha planteado serias dudas sobre el papel de Polonia como defensor principal de Ucrania en la UE. A finales de 2014, Polonia se encuentra marginada porque:

  • Varsovia no fue invitada a unirse a las negociaciones que condujeron al alto el fuego de principios de septiembre de 2014.
  • Kiev ve ahora a Berlín en lugar de Varsovia como el líder de la UE en la crisis de Ucrania, por lo que Polonia necesita encontrar una forma de reincorporarse a la agenda de negociaciones.
  • Polonia no recibió apoyo en la crisis de Ucrania de otros países del grupo Visegrad debido a las posiciones diferentes de Hungría, Eslovaquia y la República Checa.
  • A pesar de la decisión de la OTAN de aumentar las fuerzas en Szczecin, Polonia considera que la OTAN no ha dado a Rusia una respuesta suficientemente clara o fuerte sobre Ucrania.

La modernización de las fuerzas armadas de Polonia le convierte en un mercado atractivo para las empresas de defensa europeas y también sirve a los esfuerzos de la UE por integrar el sector de defensa. Piotr Buras afirma que las turbulencias geopolíticas actuales podrían empujar a Polonia hacia la autosuficiencia e impulsar el retorno al atlantismo en la política de defensa. Polonia fue el único país de Europa que evitó una crisis económica, pero sigue siendo esencial una reforma económica y fiscal en el país. En su segunda década como Estado miembro de la UE, el país tiene por delante varias oportunidades económicas y también algunas amenazas:

  • El crecimiento económico de Polonia durante la primera década fue impulsado en gran parte por el apoyo financiero de la UE y por eficiencia, no tanto por la innovación tecnológica.
  • Las nuevas políticas contra el cambio climático de la UE, más estrictas, convertirán a las industrias polacas que dependen del carbón en una carga, pero también podrían ser un incentivo para la modernización.
  • La economía alemana, cuyo éxito ha beneficiado a Polonia, se está desacelerando.
  • Más de la mitad del comercio exterior polaco tiene lugar dentro de la zona euro. La aceleración de la introducción de Polonia a la Eurozona podría impulsar y agilizar las reformas necesarias para el crecimiento económico.

Piotr Buras, director de la oficina de ECFR en Varsovia, comenta: “Si no hay cambios en los próximos años, la estrella de la economía polaca podría verse eclipsada pronto. El fin de la era Tusk-Sikorski es, pues, no  solo un momento para celebrar la mejor década de la historia moderna de Polonia, sino también una oportunidad para promover una discusión seria sobre los asuntos sin resolver que forman parte de este legado.  Ahora corresponde a sus sucesores el encontrar las respuestas a estas preguntas y definir la posición de Polonia en la UE para la próxima década.”