¿Qué piensa India?

La UE está desaprovechando la oportunidad de fortalecer las relaciones con India, la economía del mundo que más crece actualmente

ECFR Alumni · Director, Asia and China Programme
Senior Policy Fellow
Full text available in English
Also available in

La Unión Europea simplemente no establece lazos con India, lo cual significa que la UE está desaprovechando la oportunidad de fortalecer las relaciones con la economía del mundo que más crece actualmente, según una nueva publicación de ECFR. 

What Does India Think?”, editado por el Director del Programa Asia & China de ECFR, François Godement, reúne a líderes políticos y analistas indios para analizar el estado de los asuntos de su país, sus perspectivas económicas y su nuevo activismo internacional. Esta publicación se ha realizado gracias a una serie de viajes de investigación a este país y en el que han participadoimportantes políticos y periodistas europeos.

En su introducción al informe, Godement señala que hay una ausencia evidente de un compromiso serio entre India y la Unión Europea. Afirmaque no ha habido ninguna cumbre UE-India desde 2012, y que el Primer Ministro indio, Narendra Modi, ha visitado cuatro capitales europeas a finales de noviembre de 2015, pero no Bruselas.

Un buen número de colaboradores indios resaltan el efectonegativoque esta ausencia de implicación mutua ha tenido sobre las percepciones indias de la Unión Europea. Dicha apatía provoca un gran contraste respecto al cercano colaboracionismo entre otras potencias mundiales de peso: tres administraciones estadounidenses han creado consecutivamente una alianza regional para equilibrar el ascenso militar de China, Japón es un inversor principal en infraestructuras indias e incluso China, que tiene fuertes rivalidades con India, busca incluir a su vecino meridional en su nueva iniciativa de la Ruta de la Seda.

Godement destaca tres áreas clave en las que sería beneficiosa una mayor cooperación entre Europa y la India. En el campo de la seguridad, afirma, ambos actores comparten un interés común en la prevención del colapso del Estado en Afganistán y en el mantenimiento de la seguridad en el litoral del Océano Índico. En asuntos económicos, con el ralentizado crecimiento de China, India se coloca ahora como la economía con un crecimiento más acelerado, pero cuyos índices de emisiones de CO2 constituyen una seria preocupación para los europeos. Y en la economía digital, India es un actor de gran relevancia con el cual sería beneficioso fortalecer los lazos, sobre todo si Europa quiere alcanzar sus propias aspiraciones en este campo.

François Godement, editor de ‘What does India Think?, afirma:

“Europa e India divergen, y ninguna de las dos partes ha percibido por completo este hecho.”

“Con Modi India quiere convertirse en un actor global. Dentro de un par de décadas será la nación con mayor densidad de población del mundo, y con la habilidad y el ingenio que vemos en el negocio y los sectores tecnológicos del país, India o puede evitar emerger como una de las naciones verdaderamente poderosas del futuro. Europa, por otro lado, podría estar navegando en dirección contraria con una acumulación de crisis que atrapa a la diplomacia europea en su propio vecindario.

“De cara a dicha divergencia, hay pocas indicaciones que nos lleven a pensar que alguna de las dos partes pudiera ver incentivos en la construcción de una relación bilateral más fuerte. No ha habido reuniones de alto nivel entre políticos indios y europeos desde 2012. Pero esta es una visión de corto alcance por ambas partes. Existen multitud de áreas de interés común para las dos uniones más grandes que practican la democracia y el Estado de derecho.

“Los canales burocráticos no pueden reemplazar el contacto y entendimiento políticos, que son clave en relación al fortalecimiento de relaciones. Esto requiere priorización y continuidad en ambas partes, así como una mayor coordinación que actualmente sólo existe en el lado europeo. Europeos e indios necesitan transformar su relación, de la indiferencia y la ignorancia al entendimiento y compromiso mutuos.”

También disponible el pdf de la publicación en su versión orginal en inglés, formato epub, y el especial online de François Godement.