El poder digital de Europa: de la geoeconomía a la ciberseguridad

El poder digital de Europa es un proyecto de investigación de ECFR sobre los retos que la revolución digital presenta para la Unión Europea y su futuro

ECFR Alumni · Former Cybersecurity & Defence Fellow
Full text available in English

El poder digital de Europa es un proyecto de investigación del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés) sobre los retos que la revolución digital presenta para la Unión Europea y su futuro. ECFR, con el apoyo clave de TelefónicaBBVA Cellnex y inicialmente liderado por José Ignacio Torreblanca desde la oficina de Madrid, lanzó a finales de 2015 este proyecto de investigación como un paso importante hacia un enfoque europeo más estratégico con relación a la revolución digital. Esta investigación traza los contornos reales del poder digital de Europa, destacando los desafíos a los que se enfrenta a nivel nacional e internacional y recomendando las políticas y acciones que debe tomar Europa para convertirse en un actor clave en el ámbito digital. 

El informe “El poder digital de Europa: de la geoeconomía a la ciberseguridad ”, publicado por Stefan Soesanto, presenta las conclusiones de este proyecto de investigación, abarcando temas como la situación actual en el sector digital europeo, las relaciones transatlánticas en este sector, la protección de datos, la ciberseguridad o la soberanía digital. Asimismo, el estudio desarrolla las ideas principales de los debates realizados en diferentes ciudades europeas desde finales de 2015 y a lo largo de 2016 (Madrid, Berlin, Paris, Londres y Bruselas) como parte del proyecto, y en los que participaron expertos del mundo digital y socios claves de ECFR.

Tal y como lo explica el autor en el informe, el espacio digital es muy controvertido, con muchas líneas de competencia y áreas de actividad. En la UE y entre sus Estados miembros, todavía no existe un enfoque claro sobre cómo gobernar este espacio, y mucho menos sobre cómo ejercer poder en él. Por tanto, este documento propone una comprensión del poder digital que se basa, en primer lugar, en la fuerza de la economía digital y, en segundo lugar, la capacidad cibernética. 

Según los debates realizados en las diferentes ciudades europeas, no parece existir un consenso sobre la definición del poder digital como concepto, ni tampoco existe un acuerdo sobre si debe aplicarse a los debates actuales en el ámbito digital. No obstante, sigue siendo cierto que la creación de economías digitales fuertes y el fortalecimiento de la capacidad cibernética siguen siendo cuestiones claves y en la economía europea todavía quedan muchas oportunidades de crecimiento. Las consultas sobre si la creación de “campeones digitales” aumentarían realmente el poder digital de Europa son válidas; los participantes en las discusiones insistieron en que el poder y la influencia no tendrían necesariamente que acumularse los Estados, sino que estarían dispersos entre las empresas y otros actores estatales.

Cualquiera que sea la precisión de las definiciones, los avances pausados de Europa hacia la finalización del mercado único digital y sus lentas respuestas a las amenazas cibernéticas, desafortunadamente, sugieren una reticencia a utilizar ¨el digital como¨ un medio. El “poder digital” puede ser un término en búsqueda de una definición, pero su imprecisión no parece disuadir a los activos en el mundo digital que tratan de comprender su potencial.