El Estado Islámico bajo el prisma regional

Colección de ensayos sobre la dimensión regional del EI

Full text available in English
Also available in

Visita también el especial web.

Ya estamos en el sexto mes de la campaña militar contra el autoproclamado Estado Islámico (EI) en Siria e Irak. Cinco países europeos han participado en ataques aéreos contra el EI, dentro de la iniciativa estadounidense en Irak.

Considerando las preguntas que surgen en torno a la eficacia de esta campaña militar, ECFR anuncia la edición impresa de su especial web, The Islamic State through the Regional Lens, con informes actualizados sobre los puntos de vista regionales. Incluye además un ensayo que ofrece una visión general por los expertos de ECFR, Encouraging Regional Ownership of the Fight against the Islamic State, que pone el foco en la respuesta de Occidente.

Esta serie de 15 ensayos explora la dimensión regional de la crisis del Estado Islámico y examina la reacción de los actores clave en Oriente Medio, las dinámicas dentro del propio EI, el impacto dentro de Siria e Irak, y las opciones políticas de las que dispone Europa. El auge del EI es visto como un importante desafío para las regiones vecinas y para Europa, pero también es usado por algunos como una oportunidad para impulsar las ambiciones políticas nacionales y regionales, y, frecuentemente, como un modo de preservar el statu quo. En algunos países, como Líbano, la amenaza del EI ha ayudado a forjar un consenso regional, mientras que en otros, como Siria, sigue siendo enormemente divisiva.

En la publicación, los investigadores Julien Barnes-Dacey, Ellie Geranmayeh y Daniel Levy argumentan que:

Cualquier solución al desafío que plantea el EI debe incluir políticas que fomenten la participación regional en lugar de la de Occidente en la lucha contra el EI. Al asumir un papel central en tal respuesta, la intervención de Occidente ha aliviado la responsabilidad en los actores regionales. Ese es el riesgo moral inherente al control que ejercen Estados Unidos y Occidente en la lucha contra el EI: permite a los aliados regionales asumir más riesgos sin afrontar sus repercusiones, transformando la amenaza del EI en una oportunidad manejable.”

La colección examina las reacciones de Europa, Irak, Siria, Irán, Arabia Saudí, Turquía, Qatar, Kuwait, Jordania, Líbano, Israel, Egipto y los kurdos, así como las propias ambiciones regionales del Estado Islámico.