Cien años de soledad británica: pensamiento mágico sobre el brexit y la seguridad

La salida de Reino Unido de la UE dificultaría combatir el crimen y el terrorismo, reduciría la capacidad británica de liderar e influir, y debilitaría la OTAN

Full text available in English
Also available in

Una salida británica de la UE dificultaría la lucha contra el crimen y el terrorismo, reduciría la capacidad del Reino Unido para liderar y tener influencia con sus socios, y debilitaría la OTAN, poniendo a futuras generaciones de británicos en riesgo, según una nueva publicación de ECFR.

Tras los avisos recientes de David Cameron y antiguos jefes de la OTAN de que “Brexit” haría Reino Unido menos seguro, ECFR ha entrevistado a ex oficiales de seguridad de alto nivel y expertos regionales, y ha analizado los datos sobre política exterior europea de los últimos cinco años para sopesar los argumentos de cada lado.

La nueva publicación de ECFR “One hundred years of british solitude: magical thinking about Brexit and security” argumenta que, con unos Estados Unidos alejándos de su tradicional papel de policía global, y un mundo dividiéndose entre centros de poder rivales, Reino Unido necesitará a sus aliados europeos más que nunca. La Unión Europea tiene una ventaja única para combatir con las armas más poderosas del siglo XXI que son las sanciones, las regulaciones y los regímenes comerciales.

¿Cuáles son los beneficios en materia de seguridad que un Estado Miembro de la UE tiene?

  1. No cabe duda que los intereses británicos determinan la política de seguridad europea. El Reino Unido ha influido algunas de las decisiones más importantes de la UE, como las sanciones a Rusia o la respuesta a la crisis siria. El Foreign Policy Scorecard de ECFR, que clasifica la influencia de los estados miembros sobre la política europea, nunca ha visto a Reino Unido bajar de los niveles mas altos. El Reino Unido se encuentra en una disyuntiva envidiable porque conservar su capacidad de veto y puede aumentar su poder con el apoyo de la Unión Europea, pero no está condicionado por las políticas de otros Estados Miembros.
  2. La cooperación policial de la UE hace que los británicos estén más seguros. Solamente en los últimos cinco años, las Órdenes Europeas de Detención y Entrega han permitido llevar a 650 personas frente a la justicia, incluyendo evasores de impuestos, defraudadores, traficantes de droga, traficantes de personas y otros.
  3. El intercambio de inteligencia a nivel europeo es crucial para combatir el terrorismo. Mucha de la información más vital sobre este tema viene de socios europeos. Ser miembro da acceso a grandes bases de datos, necesarios para controlar los movimientos de los terroristas.
  4. Reino Unido determina las sanciones de la UE. Se han convertido en uno de los instrumentos más significativos contra actores globales complicados como Rusia e Irán. Actualmente, la UE tiene sanciones vigentes contra 38 países y entidades.
  5. La UE le da a Reino Unido un poder añadido. En un mundo dominado por potencias del tamaño de continentes y regiones en proceso de integración, la Unión Europea le da influencia al Reino Unido. Todos los socios británicos importantes que no son miembro de la UE quieren que se quede, incluyendo China, EEUU y los países de la Commonwealth. En cambio, brexit tiene el apoyo de Marine Le Pen, Putin, y Donald Trump.
  6. El Reino Unido mantiene el control de sus fronteras. Ser miembro de la UE le permite a los británicos empujar su frontera a Calais. Y a pesar de haber recibido apenas el 3% de las solicitudes de asilo en la UE en 2015, el Reino Unido es el sexto mayor beneficiario de apoyo del Fondo de Asilo, Migración e Integración, recibiendo unos 40 millones de euros al año.
  7. La OTAN necesita un Reino Unido fuerte en una Unión Europea fuerte. El actual jefe de la OTAN, sus cinco predecesores más recientes, han pedido a Reino Unido que se quede en la UE.