Alemania vota: Los dilemas europeos en las elecciones federales

En el año electoral federal, los alemanes están dispuestos a dar a las nuevas soluciones europeas un fuerte impulso y tomar más riesgos

Almut Möller con casos de estudio de Asli Aydintaşbaş, Sebastian Dullien & Kadri Liik
Full text available in English
Also available in

En el año electoral federal, los alemanes están dispuestos a dar a las nuevas soluciones europeas un fuerte impulso y tomar más riesgos 

El llamamiento de Angela Merkel para que Europa “tome el destino en sus propias manos” en un evento de campaña en Baviera el domingo creó un gran revuelo. Sin embargo, el sentimiento no es nuevo. Refleja un cambio político que ha estado en marcha en Alemania desde que Reino Unido votara a favor del brexit en junio de 2016 y que se aceleró después de la elección de Donald Trump en Estados Unidos. Estas actitudes cambiantes en Alemania se describen en un nuevo estudio del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés), titulado “Alemania vota: Dilemas europeos en las elecciones federales”. El informe concluye que, a pesar de las numerosas amenazas internas y externas de la Unión Europea, los alemanes están aumentando sus ambiciones para el bloque.

Los alemanes irán a las urnas el 24 de septiembre en elecciones federales. La prosperidad económica, la seguridad y la migración van a dominar la campañas electoral. El actual y el próximo gobierno alemán se enfrentarán a un triple reto: ¿podrán al mismo tiempo mantener al público alemán feliz, reforzar la UE y mantener un entorno internacional favorable? Esta investigación de ECFR sugiere un cambio hacia una Alemania que cada vez toma más riesgos y empuja por soluciones europeas flexibles.

En la publicación “Alemania vota: Dilemas europeos en las elecciones federales”, Almut Möller, directora de la oficina de ECFR en Berlín, muestra el sutil cambio de tono entre la clase política dirigente, desde el control y la gestión de las fronteras exteriores, pasando por la gobernanza de la zona euro a través de un cambio del tratado de la UE.

La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania, encabezada por Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD), encabezado por el ex presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, así como casi todos los demás partidos del espectro político, están fuertemente involucrados en mantener a Alemania comprometida con la UE, y no sólo a utilizar la Unión para aprovechar la potencia alemana. Este compromiso no se ve amenazado por los sentimientos euroescépticos en el seno del público alemán que el partido Alternativa para Alemania (AfD) intenta capitalizar.

A pesar de una cierta insatisfacción entre el público alemán con el estado actual de la UE, diferentes encuestas presentadas en el documento apuntan a una “reserva” oculta de apoyo entre el público alemán para una cooperación e integración europea más profunda que los defensores pueden aprovechar, sin embargo, ciertos desafíos políticos concretos aún crean tensiones internas.

Tres casos de estudio describen las cuestiones más espinosas de la política exterior actualmente debatidas en el país: el superávit comercial de Alemania y el desafío del presidente estadounidense Trump contra el comercio internacional, la relación amor-odio con Turquía y las inciertas relaciones entre Alemania y Rusia. Para todos estos temas, los políticos alemanes tendrán que encontrar un punto medio viable entre defender el interés alemán y europeo y el diálogo.

“Enfrentados con Brexit y Trump, los políticos alemanes muestran una actitud confiada sin precedentes de ‘tomar el toro por los cuernos’ y presionar para nuevas coaliciones dentro de la UE”, dice Almut Möller. “Pero Alemania necesita estar abierta a un compromiso sobre las políticas básicas, por ejemplo, los planes de Emmanuel Macron para reformar la zona euro, y necesita que el pueblo alemán se comprometa con ello también”.

Notas para los editores

La publicación “Alemania vota: Los dilemas europeos en las elecciones federales” está disponible aquí.

La investigación para esta publicación está patrocinada por Stiftung Mercator.

Sobre los autores:

Almut Möller es investigadora principal y jefa de la oficina de ECFR en Berlín

Asli Aydintasbas es experta en Turquía e investigadora principal de ECFR.

Sebastián Dullien es investigador principal de ECFR y profesor de Economía Internacional en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín.

Kadri Liik es investigadora principal de ECFR, especializada en Rusia y Europa del Este.

Prensa: para peticiones de entrevista póngase en contacto con Wiebke Ewering. Tel .: +49 30 325 051 027, +49 17642065425 [email protected]