Un recorrido por las claves de la historia europea en el siglo XX

ECFR Madrid participó el pasado lunes en la inauguración de la exposición “Dictadura y democracia en la era de los extremos”, durante la cual José Ignacio Torreblanca moderó el debate "¿Vuelven los fantasmas del pasado a la Europa de hoy?"

ECFR Madrid participó el pasado lunes en la inauguración de la exposición “Dictadura y democracia en la era de los extremos”, una iniciativa del Instituto de Historia Contemporanea, la Deutschlandradio Kultur y la Fundación para la el Estudio de la Dictadura del SED, que presenta en Madrid el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania. En la sede de la Fundación Bertelsman en Madrid José Ignacio Torreblanca moderó el debate con el título “¿Vuelven los fantasmas del pasado a la Europa de hoy?” en el que participaron el Prof. Dr. Martin Sabrow de la Universidad Humboldt Berlin y director del ZZF Potsdam y el Prof. Javier Moreno Luzón de la Universidad Complutense de Madrid.

Resultó un debate sobre historiografía europea muy interesante y original para los tiempos que corren. El profesor Sabrow centró su mensaje en la importancia del cultivo de la memoria de Europa, esta noción de que el pasado sí importa y que la historia no debe verse como un empeño nostálgico sino como una capacidad de aprender. Resaltó que Alemania asume su historia en Europa y que fue recién en 1989 cuando este país promueve una narración lineal de su historia del s.XX. Tambien comentó que afortunadamente existe un concepto de consenso entre los historiadores alemanes a la hora de investigar y estudiar su pasado: antes había un cierto victimismo que sustituía a la era de los héroes. Actualmente se intenta producir una narración de la historia alemana que supere los liderazgos.

El profesor Javier Moreno remarcó que hay distintas maneras de ver el pasado, ya sea como testigo, historiador o “conmemorador”.  Y esta escala de análisis sirve para estudiar tanto las historias nacionales como la de la construcción europea. Afirmó que los nacionalistas, por ejemplo, viven del pasado. Para referirse al caso alemán dijo que la interpretación histórica de su pasado tuvo consecuencias políticas y que ello explica, en cierta medida, la hegemonía actual de Alemania. Llamó la atención sobre el caso español que fue la excepción en Europa y por eso la imagen de la España atrasada, vieja y que coincidió con Alemania en esa idea de excepción. Tras el cambio de 1975 España tiene el afán de superar el pasado y muchos estudios avalan la tesis de que en la transición existió un pacto de no utilizar el pasado para recomponer el futuro. ¿Queda algo hoy de la cultura del consenso? Lo importante es que pasamos del relato del fracaso de ayer al de la España de la modernidad.

José Ignacio torreblanca también comenta este evento en el blog Café Steiner de El Pais.

Copyright Fotos: José A. Puertas