La UE suspende en los Balcanes Occidentales

Los gobiernos europeos están demasiado ocupados en los distintos frentes de la profunda crisis política, económica y de modelo que asola Europa, como para dedicar mucho tiempo a la política exterior, menos aún a seguridad y defensa. Estos no son tiempos de diplomacia de recorrido ni de grandes estrategias, sino de cortoplacismos, twitter diplomacy y alianzas flexibles, que uno pueda cambiar según el interés del momento. Leer todo en esglobal.org

ECFR Alumni · Head of ECFR Madrid Office & Policy Fellow

Los gobiernos europeos están demasiado ocupados en los distintos frentes de la profunda crisis política, económica y de modelo que asola Europa, como para dedicar mucho tiempo a la política exterior, menos aún a seguridad y defensa. Estos no son tiempos de diplomacia de recorrido ni de grandes estrategias, sino de cortoplacismos, twitter diplomacy y alianzas flexibles, que uno pueda cambiar según el interés del momento. Y cuando los europeos deciden hacer algo parecido a una política exterior y de seguridad común, tienen que priorizar crisis sistémicas, como Siria, sobre otras crisis o problemas diplomáticos enquistados, que caen, lenta pero inexorablemente, al final de la agenda, ya sea Afganistán o lejanas crisis africanas. En estas crisis de segunda se posponen decisiones hasta que no queda más remedio, como en el caso del conflicto en la República Centroafricana.

Leer todo en esglobal.org