Análisis de los resultados de las elecciones europeas en España

El gran derrotado de estas elecciones europeas en España es el bipartidismo

Head, ECFR Madrid
Senior Policy Fellow

Advertencia al bipartidismo en España y los populistas entran en juego

 

Participación

La participación fue un punto superior a la de 2009, con un crecimiento espectacular en Cataluña (+9 puntos), donde hay una gran movilización en torno a la secesión. En el resto del país, la participación fue por lo general menor que en 2009.

La campaña electoral

La campaña se centró en la pugna entre austeridad y crecimiento y los problemas habituales entre izquierda y derecha, sin debate sobre más o menos Europa.

Ganadores, perdedores y euroescépticos

La gran noticia en España es la victoria del Partido Popular que está al frente del gobierno. Tras tres años de austeridad, escándalos de corrupción y enorme desempleo, han perdido mucho apoyo pero sobreviven con el 26% de los votos.

El drama es para el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), que ha fracasado a la hora de capitalizar el descontento con la austeridad y ha sufrido una hemorragia de votos hacia la izquierda. Con solo el 23% del apoyo, los socialistas se enfrentan a una crisis interna que hará difícil una victoria en las elecciones generales del año que viene.

Mientras que los ciudadanos suelen utilizar las elecciones europeas para castigar a sus gobiernos, aquí lo han hecho para decir a la oposición que no le han perdonado por sus años de mandato y su incapacidad a la hora de renovar su cúpula.

La gran novedad es Podemos, un partido que creció a partir de Izquierda Anticapitalista y que cuenta con una importante influencia de la izquierda latinoamericana. Con cinco escaños, afirman trabajar para que “España deje de ser una colonia de Alemania y la troika”. Esto ha sido una gran sorpresa, ya que se esperaba un mejor resultado de Izquierda Unida (parte de la Izquierda Unitaria Europea de Tsipras).

Resultado

España ha tenido tradicionalmente un fuerte sistema bipartidista, en el que los dos principales partidos contaban con más del 70% del voto. Pero en estas elecciones, solo han sido capaces de obtener un 49%. Los ciudadanos han mandado un mensaje claro: están cansados del sistema bipartidista. De los 24 europarlamentarios que los conservadores tenían en 2009, ayer mantuvieron solo 16; los socialistas han pasado de 23 a 14. ¿Es esta una advertencia a los dos grandes partidos que han gobernado España desde 1982? ¿O se trata de la última estocada? Veremos el año que viene.

 

Los directores de las 7 oficinas nacionales de ECFR han analizado los resultados de las elecciones en sus países. Puedes leer las otras análisis, en inglés, en nuestra sección especial