Mark Leonard presenta “El nuevo desorden europeo” en Madrid

Mark Leonard debate en Madrid sobre el futuro del Reino Unido en Europa y el futuro de Europa en el mundo

Guests

Mark Leonard, director de ECFR.

El director de ECFR Mark Leonard estuvo en Madrid la semana pasada para debatir sobre el futuro del Reino Unido en Europa y el futuro de Europa en el mundo. Sobre las perspectivas del Reino Unido en la UE, la Oficina de ECFR Madrid organizó en conjunto con la embajada británica un debate con un tema provocativo y desafiante y la discusión fue ciertamente animada.

Reino Unido es visto como un Estado miembro de un grupo (cada vez menor) de países de la UE donde el euroescepticismo no ha alcanzado el nivel político y la pertenencia a la UE es incuestionable. La naturaleza del sentimiento anti-Europa que existe actualmente en ese país se analizó tanto cuantitativa como cualitativamente: ¿cuánto hay y exactamente quién se suscribe a él? Ni la opinión pública ni las actitudes de la élite fueron pasadas por alto en esta lectura exhaustiva del fenómeno. También se comentó el relato expuesto que hacen los británicos euroescépticos, así como su evolución durante la crisis y las raíces de su creciente popularidad. Y a cómo esto se ha manifestado en el plano político con un David Cameron que ha prometido un referéndum para 2017 junto con la petición de demandas de reforma que necesita la UE. Por último, la probabilidad de que el Reino Unido realmente abandone Europa fue puesta en perspectiva y condicionada a lo que suceda en las próximas elecciones y la politización del debate en dicho país.

Seguidamente y con poca pausa para pensar o respirar, Mark fue llevado a la sede del Real Instituto Elcano quienes amablemente organizaron un almuerzo muy concurrido y de alto nivel para presentar su última publicación en ECFR, The new European disorder. Ante responsables políticos, miembros de think tanks, representantes de embajadas y académicos explicó la situación incierta de Europa tras la anexión de Crimea por parte de Rusia.  La crisis existencial provocada por esta negativa a ajustarse a la idea de un orden europeo requiere que Europa formule una nueva narrativa a través de la cual se pueda comprender el mundo y su lugar dentro de las potencias mundiales. Justamente la forma que esta narrativa tomaría fue el centro del debate desde todos los rincones de la mesa. La mayoría estaba de acuerdo en un punto; que el debate tiene un límite de tiempo, que es Ucrania.